• Descripción

    Si sólo tienes un día para ver Zamora, quizás te quedes con ganas de volver, pero podrás ver los monumentos más conocidos.

    Catedral de Zamora : Puedes empezar el recorrido en la Catedral, que está en la parte suroeste de la ciudad y que es un impresionante monumento de estilo románico que tiene algunos elementos bizantinos, como la cúpula, que sirvió de inspiración para la construcción de la Catedral Vieja de Salamanca.

    Siguiendo la Calle Alcañices, que está en uno de los laterales de la Catedral, se llega al Castillo donde, además de disfrutar de unas fantásticas vistas desde la Torre del Homenaje, también podrás ver la obra de Baltasar Lobo.

    Volviendo hacia atrás y una vez pasada la Catedral, llegarás a la Calle Postigo. Si sigues hacia la izquierda, podrás ver la Iglesia de San Isidoro y, un poco más adelante, el Portillo de la Traición.

    Si vuelves al inicio de la Calle, encontrarás la Rúa de los Notarios. Sigue recto. Al llegar a una pequeña placita con un jardín donde la calle se bifurca, sigue por la derecha. Unos metros más adelante, te encontrarás de frente con la Iglesia de San Pedro y San Ildefonso, donde están enterrados este último y San Atilano.

    Girando a la derecha y atravesando el arco, llegarás a otra plaza. Tienes que seguir de frente, por la Rúa de los Francos.

    Pronto te encontrarás con la Iglesia de Santa María Magdalena, que tiene una bonita fachada y que está a la izquierda de la calle, justo en frente de un Convento de Clarisas, el Convento del Tránsito.

    Palacio del Cordón: En este punto puedes optar por seguir recto hasta la Plaza Viriato o girar a la derecha en la primera calle para ir hacia el Palacio del Cordón, la Iglesia de Santa Lucía y la Iglesia de San Cipriano. En algunos tramos de este trayecto hay pendientes bastante pronunciadas, por lo que puede ser algo cansado para algunas personas.

    Si te decides a visitar estos lugares puedes aprovechar para acercarte hasta el río, al que llegarás fácilmente desde la Calle Puente que sale de la Plaza de Santa Lucía.
    Para volver al recorrido que estabas siguiendo, tienes que subir por la Calle Eduardo Barrón, que está al lado de la Iglesia de San Cipriano y que te llevará a la Plaza de Viriato.

    En la célebre Plaza de Viriato está el Palacio de los Condes de Alba y Aliste, edificio donde se encuentra el Parador de Zamora.
    También puedes ver el Hospital de la Encarnación, actual sede de la Diputación Provincial, y el Monumento a Viriato.

    Saliendo de la plaza por la calle que está en el lado opuesto al Parador, llegarás al Museo Etnográfico de Castilla y León. Sigue por la Calle Barandales, que está a la izquierda del Museo, y encontrarás una plaza donde está la Iglesia de Santa María la Nueva, uno de los sitios más representativos de la ciudad, ya que allí ocurrió el “Motín de la Trucha”. Junto a ella se sitúa el Museo de la Semana Santa, un buen lugar para descubrir la fiesta religiosa más importante de Zamora.

    Puedes seguir por la Calle Corral Pintado, que sale del lateral de la Iglesia. Al llegar al final, sigue por la Calle Reina unos metros hasta la Plaza Mayor.

    Ayuntamiento Viejo: En la Plaza Mayor está el Ayuntamiento. Justo en frente está el Ayuntamiento Viejo, actual sede de la Policía Local. Además, en el centro se sitúa la Iglesia de San Juan de Puerta Nueva, que cuenta con un bonito rosetón románico.

    Si aún te queda tiempo y ganas de seguir paseando, sigue por la Calle Renova y en la bifurcación por la Calle San Torcuato. Unos metros más adelante verás el Palacio de los Momos. Siguiendo recto, tuerce en la primera calle a la derecha y te encontrarás con la Iglesia de Santiago el Burgo, cuya portada da a la Calle Santa Clara, una de las más famosas de la ciudad y donde se encuentran varios de los edificios que componen la Ruta Modernista.

    Para terminar con la visita le recomendamos reponer fuerzas en nuestro restaurante para comidas de grupos, donde nos sorprenden con deliciosas carnes y producto tradicional de la zona, con un menú desde 9,50 €.

    ¡No puedes irte sin degustar sus carnes a la brasa!

     

    Restaurante de Cocina Tradicional en Zamora

    Nuestro restaurante para comidas y cenas de grupos está situado en una zona residencial cerca de la estación de autobuses y de tren, a 15 minutos a pie del centro de Zamora. Ofrece como especialidad las parrilladas y las carnes a la brasa como el churrasco, la chuleta de ternera o el delicioso chuletón…. leer más…

     

  • Opiniones

    Escribe una opinión

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Información básica sobre el Tratamiento y Protección de Datos
    ​Responsable: “Telemesa Booking Service SL”
    Finalidad: Mantener una relación comercial, prestar los servicios solicitados, y envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
    Legitimación: El consentimiento del usuario.
    Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo por una obligación legal.
    Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos como se explica en la información adicional.
    Información Adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre la protección de datos aquí